mis notas mentales es un lugar de encuentro de: pensamientos, ocurrencias y demas experiencias sub-normales, que en su conjunto podrian ser catalogadas simplemente como: puras webadas.

lunes, julio 07, 2008

Lunes 7 de junio


9y15am
Hace mucho que no sueño y hoy tuve uno.
No me quiero despertar pero me fijo la hora y Chucha! qué tarde es.
Hago todo rápido, o al menos eso creo.
El café se me derrama por la boca y entro al baño con la corbata a medio hacer. Me lavo los dientes, en vano ya lo sé, pues cada vez que voy al dentista la "doctora" me dice lo mismo “y el cepillado? Bien gracias no?” y claro, yo no puedo contradecirla porque de inmediato me introduce esa especie de trampa para oso y me deja la boca asi de abierta hasta el final de la consulta.

9y20

en la parada del colectivo hay solo 2 personas. Mala señal. Seguro que ahora el micro se tardará una eternidad en llegar.
Felizmente me equivoco y a lo lejos (a 1 cuadra) lo veo venir.

9y22

ni bien subo me voy bien al fondo.
no necesariamente para colaborar con el chofer que asi lo pedia sino por una razon mas humana y calenturienta: seguir a una chica.
Me paro a su lado, y de reojo confirmo mis sospechas: es bellisima.
Delante mio, sentada y abrazada fuerte a su cartera una vieja me clava su mirada y adivino sus pensamientos: "sé porqué te viniste hasta acá...mañoson" La verdad a mi me chupa un h?evo.
Necesito musica.
Un viaje largo se acorta siempre con algo de ritmo retumbando en mi cabeza.
De pronto un sonido de llantas contra el asfalto y un sacudón en seco hacen que me agarre del primer caño de metal que tengo cerca. Aunque el movimiento brusco cesa, el que no deja de moverse es el caño. Qué raro, lo habré roto?.
Cuando me fijo, veo que aquel tubo de metal no era de metal y ni era un tubo sino que muyyyy por el contrario era el mango de una escoba color gris que un tipo desde su asiento y con cara de porqué-no-te-agarrás-de-la-remil-pú-que-te-re-mil-parió sostenia entre las piernas.

9y23

"no te preocupes yo tambien pensaba que era para agarrarse", me dice la bella chica adivinando mi verguenza. Disimulo una sonrisa y le doy la razon.
"me habló, me habló!" pienso y soy feliz, aunque no tanto.
Mi plan para que ella se fijara en mi ya estaba delineado y era bastante simple: detener con una mano un misil nuclear y/o destruir con mi vision laser un par de meteoritos dignos del armagedon.
Alguien se para y ella se sienta, Alguien mas lo hace y yo me siento a su lado.
Qué tonto lo mio no? Le digo intentando extender la conversa,
Já si pero es que parecía...en serio!, y yo Si pues, igual gracias por la solidaridad.
Otra vez alguien se para y ella (rápido) toma su lugar alejandose de mi.
La conversación que recien iniciaba fue suspendida unilateralmente por la parte menos interesada. Ok, suele pasar.
Enciendo el reproductor de mp3
y mientras James Blunt me canta su unico éxito al oido,
cierro los ojos y vuelvo a soñar.

2 Comentarios:

Anonymous Daniel dijo...

Muy bueno!!! yo pense que eso de los meteoritos solo pasaban por mi cabeza!!!!!!!!

11:55 a. m.

 
Anonymous El Ale dijo...

La moraleja es no mostrarse tan ansioso. Sigue soñando.

10:36 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home